¿El estrés se está apoderando de ti? 7 señales que no puedes ignorar (FOTOS)

La nueva enfermedad que se está apoderando de millones de personas en todo el mundo es el estrés. El exceso de trabajo, la acumulación de tareas o las interminables deudas agobian nuestra vida. Este mal se está haciendo tan común que creemos que los pequeños dolores de cabeza son normales o esa descamación en la piel es algo pasajero. Pero la verdad es otra.

Nuestro cuerpo envía señales cuando las cosas no van bien, así que hoy te enseñaremos a identificarlas. Presta mucha atención:

#1 Mala memoria

Según Robert M. Sapolsky, investigador de Stanford, el exceso de estrés dispara la producción de glucocorticiodes en nuestro cerebro, afectando al almacenamiento de la memoria en el hipocampo. Esto se traduce en todo tipo de olvidos y despistes.

#2 Dolores de cabeza

La tensión del estrés afecta a los músculos de hombros, cuello y cuero cabelludo. Esta rigidez provoca la contracción de los vasos sanguíneos, reduciendo el flujo de sangre hacia el cerebro y provocando los famosos dolores de cabeza, problemas para dormir, irritabilidad y sensibilidad al ruido/ luz.

#3 Problemas digestivos

“El estrés puede causar espasmos esofagales y excesiva secreción de ácidos estomacales, lo que se traduciría en ardor y reflujo. Puede hacer que nuestro estómago se cierre o sintamos nauseas, vómitos en los casos más extremos. El colon también se resiente y puede reaccionar provocando diarrea o estreñimiento”, afirma el doctor Kenneth Koch.

#4 Cambio de peso inexplicables

¿Has subido o bajado de peso sin razón aparente? Todo sería culpa de las hormonas del estrés (cortisol y adrenalina), quienes afectan el apetito y la ansiedad.

#5 Enfermedad frecuente

El estrés eleva los nivel de citoquinas, un compuesto inflamatorio que afecta al sistema inmunológico, y que provoca que te enfermes con más facilidad.

Este compuesto, presente en la mayoría de enfermedades autoinmunes, afecta a la forma en que los glóbulos blancos se comunican y coordinan, lo que provoca una peor respuesta ante virus y bacterias.

#6 Pérdida de cabello

El ciclo de todo cabello es nacer, crecer y caer, pero el estrés desequilibra este ciclo y acorta la fase de crecimiento, provocando la caída masiva del cabello.

Pero atentos con este dato, la caída no es inmediata, sucede 3 meses después de haber padecido estrés. Así que la próxima vez que sufras caída de cabello, pregúntate qué pasó antes.

#7 Problemas cutáneos

El estrés crónico también afectará a nuestra piel, debilitándola y haciéndola más sensible a las agresiones externas, lo que aumentará las probabilidades de sufrir eczema, rojeces y psoriasis.

Si has identificado más de un síntoma, no dudes en acudir a un especialista. La ansiedad y el estrés crónico son temas que deban tomarse a la ligera. Es tu salud, cuídala.

No olvides compartir esta valiosa información

Fuente: La Voz del Muro

 

Comments

comments